30 enero 2008

Dueto de placeres

Casualmente, estas últimas semanas mi vida parece girar en torno a las vicisitudes musicales de los integrantes de los Mars Volta. Apenas si puedo navegar durante diez minutillos sin darme de bruces con la última excentricidad de los chicos de moda de la escena ündergrun. Fue en uno de estos viajes exploratorios cuando me topé con De Facto. Sí, seguramente habréis oído hablar del grupo del que eran integrantes Cedric Bixler-Zavala, Omar Rodríguez-López, Jeremy Michael Ward e Isaiah Owens (respectivamente cantante, guitarrista, manipulador de sonido -muerto de sobredosis, by the way- y teclista de los Volta), pero quién es el guapo que ha escuchado alguno de sus discos. Obviamente yo o no estaría aquí escribiendo como un estúpido cuando tengo cosas mejores que hacer.

Hoy les sugiero: Légende du Scorpion à Quatre Queues, último álbum de la formación antes de cambiar de aires y, desde mi punto de vista, el mejor de los tres que tienen. Esto es una recomendación formal, podéis intentar incarle el diente si os gustan los Voltas o si os va el rollo dub reggae (chúpate esa Fernandisco); pero no es un disco facilón. Avisados estáis.

Siguiendo con el tema de los raritos de turno, el Myspace de los Volta enlaza a una entrevista bastante interesante precisamente con Omar. Está dividida en dos partes: la primera acerca del concepto de su último disco The Bedlam in Goliath y la segunda acerca de la banda y su evolución; con algunas ideas interesantes sobre la piratería. Ambas pueden escucharse o leerse directamente en la propia página.

Para terminar, por todo lo grande os dejo un directo de los De Facto featuring John Frusciante interpretando Cordova, un tema del disco del que os hablaba antes. Efectivamente: Omar toca el bajo y Cedric la batería y no lo hacen nada mal. Si va a resultar que después de todo son buenos músicos.




2 comentarios:

guillotina dijo...

¿tu no tienes exámenes... como todos?

Ubikvitaarinen dijo...

Desgraciadamente sí, pero para decir gilipolleces saco tiempo de debajo de las piedras.