25 abril 2007

Geografía Española, Vol. 1: Rock, Poesía y Saladillas con Habas

Granada es un lugar precioso. Te sobrecoge y te atrapa como pocas ciudades pueden no ya en España, sino en toda Europa o en el pañuelo que es el Mundo. Una ciudad tan impresionante la hacen sus gentes y la ciudad marca al fuego a sus habitantes en justa reciprocidad. Sólo así se explica el legado musical que está dejando al futuro:

Los Planetas: los modernos entre los modernos de España -con permiso de los estudiantes de marketing- son granaínos. Es prácticamente el único grupo que subsiste de entre todos aquellos que en los años 90, con el boom del rock guitarrero que venía de la Costa Oeste de Estados Unidos, surgieron en España.

Con una mezcla de la psicodelia de los Mercury Rev y los trallazos de guitarra del grunge y una voz insoportable diferente a lo habitual han sabido perdurar manteniendo su toque y haciendo evolucionar su sonido. El título del último disco es toda una declaración de intenciones: homenajean a Camarón de la Isla -un amigo mío siempre dice que es el más grande cuando se emborracha- y adaptan los palos flamencos al rock, saliéndoles uno de los discos más redondos que les he visto.

Enrique Morente, por otra parte, es el renovador del flamenco, el heterodoxo dentro de un mundo dominado por los rectos de espíritu y pese a todo una de las figuras más respetadas dentro de su ambiente. Coquetea siempre que puede con la modernez española... y no le sale mal. Igual no debería estar en la lista, la verdad es que medró en Madrid, pero no me salía un post tan curioso entonces.

Lagartija Nick es casi decir Antonio Arias, otro de los becerros de oro de la modernez española. A diferencia de los Planetas, de Lagartija Nick sólo han oído hablar los modernos de verdad, esos a los que respeto. A los que no respeto en absoluto es a las pijas -bueno, y a los pijos igual- que han decidido que les sienta bien la ropa de rayas/lunares/calaveras -elija una-, las converses y el piercing en el labio. Y las gafas de pasta, claro.

Bueno, yo iba hablando de Lagartija Nick antes de tirarme al pozo de odio: una base rítmica siempre imponente y brillante, no importa la formación que lleven -que varía casi de disco a disco- y unas letras rayanas en la poesía.

De todas formas, mis preferidos de esta ciudad son 091 y posteriormente Lapido, que aunque varía en las formas después de su paso al solitario, no varía en el fondo. Y el fondo, a mi juicio, son las letras más impecables de todo el rock cantado en castellano. Lapido es un jodido poeta -ríete del Sabina- y se nota en la factura de sus canciones. Debe ser Granada la que proyecta la esencia de Lorca dentro de ese tío, porque lo suyo no es normal.

De regalo, el vídeo habitual. Y no pienso hablar de Miguel Ríos, sólo por si te los estabas preguntando al llegar al final del post.

Lapido - La Antesala del Dolor

La fotografía de Granada es de la Wikipedia. Sólo para que lo sepáis...

3 comentarios:

guillotina dijo...

son de nadie son granainos y hacen un reggae-buenrollo que está muy muy currado, por ejemplo...

Marino dijo...

Plas, plas, plas, un aplauso para ti. Has puesto en palabras lo que yo pienso... Más razón que un santo. Enhorabuena, otra vez

Gran Timonel dijo...

Joer, gracias. +1 punto para mi ego, no lo hagáis mucho que luego me pongo insoportable...