20 marzo 2009

Pequeña guía sonora de Italia, vol.1: folk-rock

¡Albricias! Qué mejor vuelta a la actividad de nuestra Falacia Mística que con - ojito - ¡el primer texto de la historia que lleva en su título folk-rock y no habla de Bob Dylan!


Efestivamente, lo que se pretende en este primer volumen de la hoy estrenada Guía Sonora de Italia es acercarnos un poco por encima a un fenómeno musical bastante insistente en la música, digamos, 'alternativa' italiana. Esto es, la mezcla del folk con los más diversos palos musicales: rock, pop alternativo, rap, etc...

Pero lo primero que hay que hacer antes de meterse en harina es aclarar de qué cojones estamos hablando cuando nos referimos al folk. Porque este folk no nos remite a señores sureños que llevan botas horteras y sombrero, tocan el banjo en la puerta de su rancho, votaron a Bush y a Reagan y cuando sus hijos se vuelven indies se hacen llamar Kings of Leon.

La siguiente imagen ilustra el conceto de mezzogiorno italiano, esto es, la zona del sur. Conocida por su pobreza respecto al norte (la diferencia puede llegar a ser escandalosa), por ser el hogar de las mafias (Camorra, Mafia, 'ndraghetta y Cosa Nostra, el nombre cambia con la zona), por ser más 'mediterránea' y más parecida en arquitectura y paisaje a España que el norte italiano... y por ser el origen del folk italiano.

El folk italiano se ubica especialmente en las regiones de Campania (famosa por su capital, Nápoles, es la primera que aparece en la costa izquierda), Calabria (punta de la bota), Puglia (tacón de la bota) y Basilicata (entre las dos anteriores y debajo de Campania). Su expresión más conocida es la Tarantela, (no confundir con el palo flamenco) y, ya que no tengo ni pajolera idea de este tipo de músicas, sólo puedo añadir que lo que más puede sorprender al lego es el uso de la pandereta y cascabeles (amén de instrumentos de cuerda), que suelen ser ritmos muy festivos, que ciertamente pueden recordar a una versión sin vientos de la música celta y/o a la música medieval juglaresca y trovadoresca y que el uso del acordeón, instrumento que entra en Italia por su conexión arriba-a-la-derecha con el Este de europa y por la inmigración zingara (gitana del este), no está en absoluto descartada ni desaconsejada aunque no sea tan típica como los citados cascabeles y panderetas.

Una vez demostrada mi absoluta incompetencia en el ámbito de la música folk, es hora de pasar a lo que interesa, que es cómo los diversos estilos de música actual han absorbido esta herencia histórico-festiva-etílica (aquí también se baila para beber, o se bebe para bailar o tutt'e due). Como el tema da para hablar largo y tendido, lo que aquí va es una pequeña selección de temas y artistas con una explicación poco acertada de lo que están haciendo:


1 - La nota histórica: Fabrizio de André

Cuando uno entra en Italia, una de las caras que le sale hasta en la sopa es el señor de Andrè: libros, biografías, fascículos, homenajes, discos, etc... Lo que aquí me cabe de Mr. Fabrizio es que es un cantautor muy reconocido por sus letras, poéticas y ciertamente críticas, retratando lo 'peor' de la sociedad y, de paso, a la sociedad misma. Como buen cantautor, de Andrè tenía cierto complejo de trovador y acompañó su música de tendencias folk tanto americanas (tradujo al italiano a Dylan) como italianas. Obsérvese en este su tema más conocido, con flautillas y todo:



Ya que estamos, no esta de más recordar que en El Padrino suena una conocida tarantela de Campania:




2 - Rock, rap y pandereta: Caparezza

Caparezza es un señor muy raro. Tiene el pelo muy largo y rizado, se dice rapero pero sus temas transpiran rock, metal y, a veces... folk. Proveniente de Puglia, el tacón de la bota, su tema 'Vieni a ballare in Puglia' ha logrado un éxito bastante importante en toda Italia (la primera vez que la oí fue en una discoteca de Milán).

Sin embargo, no todos han pillado la coña de la canción: donde parece haber una exaltación de su región, lo que hay es una crítica mordaz a la pobreza y miseria en la que tanto la corrupción como la 'ndraghetta (mafia local) la tiene sumida. Caparezza compuso esta canción al conocer las trágicas muertes de varios obreros en su zona natal, aunque en el tema se tocan otras 'desgracias' locales El truco de la canción es cambiar 'morire' por 'ballare': donde dice 'ven a bailar a Puglia' se debe leer 'ven a morir en Puglia'.

Eso sí, que nada estropee el turismo (españoles, ¿nos suena de algo?). En el simpático videoclip vemos al guía-Caparezza enseñando las bellezas de Puglia a un grupo de turistas mientras intenta que no vea los cadáveres diseminados por todas partes.

Nada más explícito, de todos modos, que el estribillo:

"Ven a bailar en Puglia, Puglia, Puglia
donde la noche es oscura, oscura, oscura
ten la cabeza alta cuando pases cerca de una grúa
porque puede ocurrir que se suelte y venga abajo"


(puedo prometer y prometo que en italiano rima y no suena forzado)

Como se puede ver, la canción está llena de panderetas y ritmos folk. Ojito, que es oegadiza de cojones: por aquí ya tiene que sonar por cojones cada vez que nos juntamos para tomar aunque sea media birra.

(el tipo que sale al principio es Al Bano y, efectivamente, es una especie de Fary-Raphael famoso en italia... obsérvese la gestualidad a la Manolo Escobar; por cierto, Al Bano es también de Puglia)


3 - Gypsy Punk del Este: Gogol Bordello y su particular Tarantella

Suban un par de párrafos y busquen la Tarantela de El Padrino, una de las más míticas. Bien, ¿ya la han oído?. Pues, aunque no sean italianos, los global-punkis del este Gogol Bordello tienen su propia versión que merece ser escuchada: Harem in Tuscany (Taranta). Es curioso que la llamen taranta y no tarantela, y que el título hable de la Toscana, región para nada perteneciente al mezzogiorno (es la zona de Pisa y Florencia). Las conexiones de la música del Este y la italiana, por cierto, son constantes... así como el rollo festivo que transmiten contagioso hasta la médula.




4 - Tarantella all'inazione: referencia cruzada desde la otra dimensión

Afterhours son al folk como una verbena a Verdi: na que ver. Es una excelente - excelentísima - banda de rock alternativo con un sonido altamente ecléctico de la que en el futuro habrá que hablar por cojones, porque se lo merecen. Y las únicas panderetas y cascabeles que han visto fueron en clase de música cuando iban al cole, fijo.

Pero eso no quita para que uno de mis temas favoritos de su 'I Milanesi amazzano il Sabato'
sea la denominada 'Tarantella all'inazione', que sólo tiene de tarantella la pandereta. Estos señores lo del ritmo festivo y bailable se lo cargan, aunque sea con buen gusto. Todo el mundo sabe que los modernacos ni bailan ni sonrien.




5 - Los veteranos al poder: Bandabardò, folk y buen rollo

Y de estos tengo un recuerdo reciente, ya que los ví en directo hace apenas cinco días. Llenaron por dos días consecutivos una sala de conciertos que para bandas con cierto tirón como Marta Sui Tubi o Il Teatro degli Orrori sólo hizo una fecha. Dice mucho de lo que los Bandabardò pegan en la Italia alternativa. Alternativa... y perroflauta ya que, como ocurre en España con las bandas de fusión folk, ska o reggae, el público era mayormente buenrollista. Así que saqué yo también mi perroflautismo, que lo tengo, y me lo pasé como un enano.

Y es que los Bandabardó, que me resultan un poco demasiado light en sus grabaciones, tienen un directo eléctrico, intenso y altamente recomendable. Salvando las distancias, me parecieron por presencia en el escenario y reconocimiento una especie de Celtas Cortos italianos. Por lo pionero en esto del rock-folk, por lo alegre, por lo izquierdoso.
Una fiesta, vamos.

Por cierto, a igual que los Celtas Cortos son de Valladolid y no de Galicia, los Bandabardò son de Florencia y no del mezzogiorno. Asín es la globalización. Voy a hacerme un falafel.


(letra muy conocida y entusiasta, uno de los temas más sonados de Bandabardò)


(otro tema conocido, son mucho más eléctricos en directo que en disco)


(buenrollismo internacional)

6 - Après la Classe: folk-rock de pinchadiscos

Otra especie de Celtas Cortos locales de los que tengo pocas referencias todavía, los Après la Classe son una banda de rock fusionado con folk y cierta tendencia a trastear un poquito con la electrónica, los platos, etc... Personalmente, me suenan entre lo original y lo comercial: no es por negarle fuerza al siguiente tema (el título está escrito en un dialecto del sur desconocido para mí), pero cierto es también que, de todos los grupos citados, es el que más suena a MTV...


2 comentarios:

javi dijo...

de Après la Classe hay una jefada:

Cojan esta canción de Pappalardo:

http://www.youtube.com/watch?v=ylCGBxSlNFw

y transfórmenla en esta otra, mucho más bailable :P

http://www.youtube.com/watch?v=9N2Hhq7XAcg&feature=related

(parece que de ésta no tienen vídeo, así que contentáos con la música)

javi dijo...

esto... el segundo enlace es este, que me he colao:

http://www.youtube.com/watch?v=9N2Hhq7XAcg