16 diciembre 2007

Haciendo ruiditos en el estudio

Como mi labor en este mundo y en este blog es defender al producto patrio frente al contubernio internacional judeo-masónico, que es angloparlante y afrancesado a la par, me veo obligado a responder a las rarezas que se cuelgan últimamente por aquí con un producto autóctono.

Por tanto, para alimentar ésta la dialéctica que hace tan grande a este blog (?) , escojo la parida mental de un artista (¿artista?) patrio en un disco cuyo nombre no revelaremos. Tampoco el de el / los artistas. Patrios.

Afirmando que se trata de uno de los blancos favoritos de los desafeccionados al rock estatal, ahí dejo la incógnita para quien quiera intentar adivinar el autor de semejante ataque a los principios de inmovilidad del rock patrio. He dicho.


3 comentarios:

Gran Timonel dijo...

:-/ Me has pillao, colegui. Eso sí, no andes con el culo al aire que estoy preparando un megapost de noise japonés que te vas a quedar de piedra. He dicho.

A todo esto, el 21 estoy en Madrid y pretendo beber sin mesura con quien me encuentre...

guillotina dijo...

Bien, el 21 me voy a Soria.

Por cierto, a no ser que me la den con queso, el año que viene estoy en Perugia.

agradecido dijo...

Dame algo...