06 diciembre 2007

Discos concepto o cómo perder el norte con una facilidad pasmosa

Gafapastas ha habido en todas las épocas y lugares del universo. Me juego un pie que hasta en la Edad de Piedra había algún listo leyendo la Rockdelux versión hombre de las cavernas. En ciertas épocas, estas personas han sido más impresentables que en otras, desde luego. Sólo hace falta echarle un ojo a todos los románticos: Goethe y Becquer eran unos emos hace ya mucho, mucho tiempo.

El punto concreto al que quiero llegar es simple: los fans del rock progresivo son unos gafapastas de eras pretéritas que aún no se han extinguido. Unos gafapastas con mucho más glamour que los actuales, para qué negarlo, pero son unos gafapastas. Admitirlo es incluso admitir que yo soy un gafapasta también, pero eso no es nada nuevo bajo el Sol, bastante prueba es de eso el hecho de que esté escribiendo en un blog.

¿Que a qué viene todo esto? Pues que este grupo -anda por ahí el petardo que canta en los Dream Theater- ha tenido los santos cojones de sacar un disco concepto basado en la obra de Richard Dawkins. Ni siquiera a mí, perturbado mental donde los hubiese, se me había ocurrido. Nadie puede negarlo ya. ¡Gafapastas!

Imagen sacada del magnífico artículo de la Frikipedia sobre los gafapastas

1 comentario:

chafardero dijo...

El regalo perfecto para estas navidades. Rock progresivo-evolucionista, ideal para cotillones de nochevieja